Tuesday, January 26, 2010


¡UNA SOLA VARA!
La suerte de varas, ha sido postergada a un plano secundario. Hoy dicha suerte nos ofrece el espectáculo de inutilizar al toro para la lidia, y parece presentarse en la actualidad, carente de dos elementos esenciales: riesgo y belleza. No todo consiste en correr peligro, sino que público pueda valorarlo. Las posibles facultades del caballo quedan disminuidas por (droga, peto, peso, careta, tapones etc.). El toro simplemente, se estrella, proporcionando la misma emoción que pudiera resultar de que se lanzara contra el conjunto caballo picador – un objeto inanimado cualquiera.
El tema hace años que esta en la calle. – El toro se acaba en la suerte de varas, en la mayor parte de las corridas -. El público se descorazona, se irrita, protesta contra el picador. -¡El toro ha salido de los toriles alegre, con dosis de bravura y codicia; pero ha entrado por primera vez al caballo, y ya no parece el mismo-¡Pero, ¿cómo puede ser posible, sí tan solo ha tomado una vara? Se pregunta sorprendida la gente. ¡Cuidado con lo de una vara! Eso ha sido en el momento de la reunión. Después, toro y caballo se ha hecho una sola pieza, han forcejeado durante buen rato y, mientras tanto el varilarguero ha castigado tremendamente a la res, en interminable “carioca” o acosando contra las tablas y metiendo la puya en los costillares. ¿Una vara? Según lo que se entienda por una vara, pues, si lo es como la descrita, esa que repetidamente vemos en la plaza, el morlaco queda prácticamente invalido para el resto de la lidia.
El problema es gordo, y de caracteres fundamentales;- y otra cosa importante, cuanto más bravos sean, cuanto más poderosamente embistan y codicia demuestren, peor para ellos-. Mayor será su porrazo contra el peto y más grande será el boquete que les abrirá el puyazo y del tremendo castigo no se librara.
Seria de ilusos pensar que esta solución es tarea fácil, tal y como están los entresijos de la fiesta, y que a una permisiva administración y autoridad les trae al fresco todo esto. Pero esta claro, que lo que no se puede permitir, es que la suerte de varas sea no pocas tardes, el principio y el fin de la corrida.

Fermín González- comentarista onda cero radio Salamanca.-

1 Comments:

Blogger PEPE SALAZAR said...

Muy buen post señor González.

Por cierto si alguien quiere entradas para las mejores corridas que mire en este enlace:

entradas jose tomas olivenza

5:10 AM  

Post a Comment

<< Home